Actualidad

Detenido en la Frontera: Claves del Proceso de Extradición Pasiva

 

La extradición pasiva es un proceso legal importante en el derecho internacional. Este mecanismo permite que un país entregue a una persona acusada o condenada por delitos en otro país. En muchos casos, una persona se entera de que está siendo requerida cuando es detenida en la frontera. Esta detención suele ocurrir porque el país reclamante ha introducido el requerimiento en las bases de datos policiales de Interpol y Europol.

Solicitud de Extradición

El proceso comienza con una solicitud formal del país requirente. Esta solicitud, presentada a través de canales diplomáticos, incluye la orden de detención o la sentencia condenatoria. También debe contener una descripción detallada de los hechos y fundamentos legales.

 

Revisión por el Ministerio de Justicia

El Ministerio de Justicia español revisa la solicitud para asegurar que cumpla con los requisitos formales. Si todo está en orden, la remite a la Audiencia Nacional, el tribunal competente para estos casos.

 

Detención y Vista Inicial

Cuando una persona es detenida en la frontera, es puesta a disposición judicial ante los Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional. En esta vista inicial, se decide si se deja en libertad o se decreta su ingreso en prisión provisional. Esta decisión en virtud de lo establecido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM). La persona requerida tiene garantizado su derecho a la defensa y a la presunción de inocencia, debe ser asistida por un abogado.

 

Evaluación por la Audiencia Nacional

La Audiencia Nacional revisa la solicitud en dos fases. Primero, verifica si se cumplen las condiciones establecidas en la Ley de Extradición Pasiva, como la existencia de un tratado bilateral o reciprocidad. También examina si los delitos alegados son equivalentes a delitos tipificados en nuestro ordenamiento jurídico penal y si no están prescritos.

 

Decisión Final sobre la Extradición

Después de la vista inicial, la Audiencia Nacional puede emitir una resolución final sobre la extradición. Esto se basa en los documentos y pruebas presentadas. En casos que requieran prueba personal (testificales, periciales, etc.), podría celebrarse una vista específica. Si se concede la extradición, el caso se remite al Consejo de Ministros. Este órgano tiene la decisión final para aprobar o denegar la extradición. Si se aprueba, se coordina con el país requirente para la entrega del individuo, asegurando el respeto a los derechos humanos y las garantías procesales.

Tras la decisión sobre la situación personal del detenido, la Audiencia Nacional puede emitir una resolución final sobre la extradición basándose en los documentos y pruebas presentadas.  Finalmente, si se concede la extradición, se remite al Consejo de Ministros, que tiene la autoridad final para aprobar o denegar la extradición. Si el Consejo de Ministros aprueba la extradición, se coordina con el país requirente para la entrega del detenido, asegurando que se respeten los derechos humanos y las garantías procesales.

 

En Vidis Abogados, comprendemos la complejidad y la sensibilidad de los procedimientos de extradición pasiva, y tenemos amplia experiencia en estos procedimientos de extradición pasiva. Nuestro equipo le acompañará y asesorará en cada etapa del proceso, asegurando que su defensa sea y el respeto a sus derechos fundamentales.

Si necesita asistencia en un caso de extradición, no dude en contactarnos. Estamos aquí para ayudarle. En Vidis Abogados, su caso está en manos de profesionales comprometidos y experimentados.